Historia del Hotel Admirál

El Botel Admirál fue construido en los astilleros checos como el último de los tres boteles de Praga. Desde el año 1971 está anclado en la orilla izquierda del Vltava entre los puentes de Palacký y Železniční. El cuerpo náutico del botel fue construido como un objeto flotante con una estructura de acero de tres plantas que está conectado a la red de saneamiento y con propia calefacción de gas. El botel funciona como hotel y restaurante durante todo el año. Después de 20 años de su existencia, en el año 1993, el botel fue privatizado. Su propietario y gerente paso a ser la agencia de viajes Allvatours S.L. que por su carácter y posición se considera una sociedad puramente checa y empresa familiar. El Botel Admirál ha pasado gradualmente por una reconstrucción total y ha vuelto a recuperar su esplendor y estilo. Hoy día han pasado ya 35 años desde que el botel se convirtiera en parte inseparable del color local de la ciudad vieja de Praga con su vista al castillo de Praga, a Emausy, al Teatro Nacional o a los puentes de Praga. Botel Admiral está muy vinculado al turismo de Praga y provee a sus clientes servicios hoteleros en la categoría de 3 estrellas, alojamiento romántico en nuevos camarotes amueblados de 2 camas o en apartamentos de 4 camas. Botel Admiral ofrece también en su zona, de gran estilo, en la tercera planta los servicios del Restaurante que incluye una oferta variada de la cocina internacional además de un amplio surtido de bebidas.

A la agencia de viajes Allvatours le complacería mucho su visita a bordo del Botel Admirál y cree que durante su estancia en Praga valorará el excepcional ambiente romántico en el cual nuestra familia junto con su tripulación hará todo lo posible para que su estancia en Praga y la experiencia de su embarque en el Botel Admirál sean de los más agradable.

Vávra Otakar mjr.
Director de la empresa